Los 12 mejores consejos para mejorar la concentración y la productividad cuando se trabaja a distancia

Octavia Drexler

13 minutos para leer

Trabajar a distancia tiene sus ventajas: no hace falta un espacio de oficina caro, el código de vestimenta es más relajado y puedes diseñar tu propio horario. Pero también conlleva sus retos, y uno de los mayores es el sorprendente riesgo de distraerse mucho.

He trabajado a distancia durante casi la mitad de mi carrera, y he aprendido que mantener la concentración es esencial no sólo para el éxito profesional, sino también para mi propia salud mental (y, ya sabes, para evitar demasiadas jornadas de trabajo nocturnas).

Estos son algunos de los métodos que me han resultado útiles para mantener la concentración y aumentar mi productividad como trabajadora a distancia:

Planificar con antelación

Soy una persona que hace listas. Hago listas para todo, desde la compra hasta las ideas para el blog, y mis listas de tareas del trabajo no son diferentes. ¿Siempre me atengo a esas listas? No, soy humano. Pero las listas me ayudan a estar al tanto de todo, a asegurarme de que no se me escapan las tareas y me dan la tranquilidad de saber que tengo las cosas organizadas y planificadas. Además, me ayudan a evitar perder el tiempo durante tres días a la semana y acabar con un final de semana apresurado y estresado.

Hoy en día, creo mis listas en Notion, pero realmente cualquier herramienta de gestión de proyectos, nota adhesiva o cuaderno sirve.

Ejercicio

Vale, esto se me da fatal. Sin embargo, intento mantenerme un poco activa. Hacer la limpieza de la casa, dar un paseo o incluir una pequeña rutina de ejercicios en el día puede hacer maravillas para mis niveles de concentración y mi salud mental. (Me gustaría hacer más cosas de este tipo).

Alternar entre café y té

Cuando me cuesta concentrarme, normalmente significa que necesito más o menos cafeína. Si me tomo una taza de café y sigo sin poder concentrarme, pruebo a cambiar a un té verde, negro o de hierbas. Lo contrario también es cierto: si tengo problemas con los niveles de energía, otra taza de café es a veces la respuesta.

Establecer límites claros

Trabajar desde casa puede dar la sensación de estar siempre trabajando, y eso no es bueno para nadie.

Estoy intentando establecer mejor los límites de mis horas de trabajo, y te animo a que hagas lo mismo. Cuando llegue el momento de dejar de trabajar, cierra el portátil, guarda el teléfono y tómate un descanso.

Utiliza la técnica Pomodoro

Si no estás familiarizado, la técnica Pomodoro es una estrategia de gestión del tiempo para el trabajo que consiste en dividir tu tiempo en intervalos de 25 minutos (o «Pomodoros»).

En teoría, esto debería ayudarte a concentrarte mejor porque sabes que sólo tienes que trabajar durante un periodo de tiempo determinado, y luego puedes tomarte un descanso. A mí me resulta útil cuando mi lista de tareas del día me parece abrumadora y necesito dividir las cosas en trozos manejables.

Invierte en unos auriculares con cancelación de ruido.

Celebrar las victorias

Esto es algo que he empezado a hacer recientemente, pero ha supuesto una gran ayuda para mí.

En lugar de esperar hasta el final de la semana o del mes para celebrar mis logros, intento dedicar unos momentos cada día a reflexionar sobre lo que ha ido bien. Puede ser algo tan sencillo como una sonrisa rápida al tachar otro punto de la lista de tareas. O tan grande como invitar a tu pareja o a un amigo a cenar para celebrar un proyecto importante.

Reconocer y celebrar tus éxitos -incluso los más pequeños- puede ayudarte a mantenerte motivado y concentrado mientras sigues trabajando.

No te castigues demasiado

Habrá días (o incluso semanas) en los que todo te parecerá una lucha y no podrás concentrarte hagas lo que hagas. Lo más importante es que no te castigues demasiado. Todos tenemos días malos, y el objetivo es superarlos lo mejor posible.

Recuerda que mañana es un nuevo día y que con él se empieza de nuevo.

Evita las redes sociales… como la peste

Este es probablemente el consejo más importante de esta lista.

Las redes sociales son una gran pérdida de tiempo y una de las peores cosas que puedes hacer si estás intentando concentrarte y ser productivo. Cada vez que te ves obligado a desplazarte por tu feed, estás perdiendo un tiempo valioso que podrías dedicar a trabajar para conseguir tus objetivos.

Si te ves arrastrado, cierra la sesión de tus cuentas, borra las aplicaciones de tu teléfono y haz lo que sea necesario para evitar la tentación. Siempre puedes volver a comprobarlo más tarde, cuando hayas terminado de trabajar por ese día.

¿Hago esto muy bien, todos los días?

La verdad es que no. Pero soy muy consciente del tiempo que paso en las redes sociales y trato de programarlo, en lugar de dejarme arrastrar por el agujero negro del scroll infinito.

Beber mucha agua

Este puede parecer el consejo más tonto y básico de la historia de los consejos. Pero la cosa es así: cuando dicen que somos un 70% de agua, lo dicen en serio.

La deshidratación puede provocar todo tipo de problemas, desde dolores de cabeza y mareos hasta fatiga y dificultad para concentrarse. Así que si te cuesta concentrarte, una de las primeras cosas que debes hacer es asegurarte de que bebes suficiente agua a lo largo del día.

A mí me gusta tener una botella de agua en mi escritorio y trato de beber al menos 2-3 litros al día.

Dedica tiempo a las pausas

Aunque es importante mantener la concentración cuando se trabaja, también es importante hacer descansos. Si intentas concentrarte durante demasiado tiempo sin hacer una pausa, empezarás a sentirte abrumado y tu productividad se verá afectada.

A mí me gusta hacer una pausa de entre 5 y 10 minutos cada hora para levantarme y estirarme, tomar un refrigerio o simplemente darle un respiro a mi mente.

Cambia de entorno

Si llevas un tiempo trabajando desde casa, es posible que empieces a sentirte un poco agitado. Cuando esto ocurre, puede ser útil cambiar de entorno.

Puedes ir a dar un paseo al aire libre, trabajar desde una cafetería durante el día o incluso cambiar de habitación. Si es posible, viajar a un lugar remoto (pero conectado digitalmente). Si no, el hecho de trabajar en una habitación diferente me ayuda sin duda.

Encuentra tus listas de reproducción para concentrarte

Soy una gran fan de trabajar con música de fondo, lo cual sé que no es del agrado de todo el mundo, pero puede hacer maravillas para muchos otros.

Tengo varias listas de reproducción de Spotify y YouTube que utilizo en función de mi estado de ánimo, y siempre me ayudan a concentrarme mejor. Alternan entre música antigua y clásica o instrumental, pero a veces también meto alguna novedad.

Mira, el trabajo a distancia puede ser agotador, solitario y extremadamente frustrante. Pero también puede ser estupendo, y sin duda hay formas de hacer que funcione mejor para ti. Espero que estos consejos te ayuden a concentrarte mejor y a ser más productivo cuando trabajes a distancia.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirte al boletín, aceptas la política de privacidad.

Escrito por Octavia Drexler

Contributor

Sé el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *